CITA DE LA SEMANA

«PERO EN LA VIDA NO EXISTÍAN LOS ATAJOS,
Y TENÍAS QUE PAGAR POR TUS ERRORES.

SIEMPRE».
CODICIA, CAPÍTULO 1

28 sept. 2010

Cita nº.20

«Dios mío... él estaba enroscado sobre sí mismo, con el rostro contra el bicep, el brazo levantado y cubriéndose la cabeza, la mano magullada apoyada sobre el pelo. Respiraba con dificultad, subiendo y bajando los hombros.»

No hay comentarios: