CITA DE LA SEMANA

«PERO EN LA VIDA NO EXISTÍAN LOS ATAJOS,
Y TENÍAS QUE PAGAR POR TUS ERRORES.

SIEMPRE».
CODICIA, CAPÍTULO 1

26 sept. 2010

Cita nº.18

«Abrió la boca para gritar, pero... se detuvo. Él tenía alas. Grandes alas que se levantaban por encima de sus hombros y brillaban más que la luz de la luna, hipnotizándole los ojos.»

No hay comentarios: